Cómo curar una infección de oídos en nuestro perro

Con frecuencia me encuentro en mi peluquería canina con enfermedades en nuestros Gamperros que intento explicar a los clientes, siempre insistiendo en que yo no soy veterinaria, pero sí alertando de la posibilidad de un problema.

Son muchas las ocasiones en las que existe una situación anómala en las orejas de nuestros perros. Por ello, quiero orientaros un poco sobre los posibles trastornos que en la mayoría de los casos suelen tener un buen pronóstico, pero que deben tratarse a tiempo para prevenir daños en el tímpano o afección de las partes profundas del oído.

La infección de oídos en perros

En primer lugar, debemos entender exactamente qué es la infección de oídos en perros, ya que inicialmente es posible que creamos que es lo mismo que la otitis. No obstante, son dos términos diferentes.

La otitis es una inflamación del oído del perro y puede tener numerosas causas como por ejemplo alergias, presencia de cuerpos extraños en la cavidad auditiva o infecciones virales, bacterianas o fúnguicas.

Veterinario con perro

Cuando existe infección de oídos, generalmente existe otitis, pues la colonización del agente patógeno provoca inflamación en el conducto auditivo, no obstante, la otitis no siempre está originada por una infección.

Si nuestro perro sufre una infección de oídos, manifestará algunos de los siguientes síntomas:

  • Se sacude frecuentemente la cabeza.
  • Rascado excesivo en la zona de la oreja.
  • Sensación de mal olor a través del oído que puede confundirse con un fuerte olor corporal.
  • Hinchazón en la zona de la oreja y enrojecimiento.
  • Pérdida de la audición.
  • Lesiones con costras o escamosas en la zona de la oreja.
  • Signos de dolor.
  • Cambios de comportamiento, agresividad.
  • Pérdida del equilibrio.

Qué hacer si mi perro tiene infección de oídos

Si crees que tu perro puede estar afectado por una infección de oídos es muy importante que acudas al veterinario a la mayor brevedad posible. Éste generalmente realizará una otoscopia para valorar el estado del canal auditivo así como el agente patógeno que está causando la infección. Nosotros, en nuestra peluquería canina, no tratamos las infecciones.

El tratamiento veterinario se suele realizar utilizando antibióticos o antifúngicos. Estos medicamentos generalmente se administran por vía tópica, pero en casos severos pueden administrarse también por vía oral, lo cual puede provocar efectos secundarios.

Cómo limpiar las orejas de mi perro

Es importante mantener una higiene de las orejas de nuestro peludo.

Para proceder con la limpieza o primero que debemos hacer es lavarnos las manos y buscar un sitio con luz para revisar ocularmente el interior de las orejas de nuestro perro. Esta revisión inicial nos indicará la cantidad de suciedad que nos vamos a encontrar y en qué parte de la oreja se encuentra.

Una vez realizada la inspección ocular, enrollaremos una gasa en nuestro dedo y lo introduciremos suavemente en el oído del perro. Debemos ser muy delicados ya que cualquier movimiento brusco puede hacerles daño.

Una vez hayamos introducido suavemente el dedo con la gasa en el interior de su oreja, realizaremos pequeños y suaves movimientos circulares, con el fin de que se quede pegada la mayor cantidad posible de cera en la gasa.

Limpieza oídos perro

Sacaremos el dedo con la gasa y lo examinaremos, si la gasa ha salido sucia, con restos de cera o suciedad, cogeremos una gasa limpia y repetiremos la limpieza en ese oído, tantas veces como sea necesario hasta que la gasa salga limpia.

Cuando saquemos el dedo con la gasa y esté limpia, cogeremos una gasa nueva (nunca utilizar la misma) y realizaremos la misma tarea en la otra oreja. Nunca debemos usar una misma gasa en los dos oídos, porque si uno de ellos está comenzando a tener una pequeña infección, probablemente contagiaremos al otro. Debemos utilizar siempre una gasa limpia para cada oído.

¡¡¡Nunca jamás!!! debemos utilizar bastoncillos para los oídos como los que utilizamos los humanos, ya que si el perro se mueve o no calculamos bien con nuestra mano podríamos ocasionarle daños irreparables como la sordera. Tampoco debemos utilizar algodón ni nada que deje fibras.

Prevención de la enfermedad del oído

La clave para los oídos sanos es mantenerlos limpios, por lo que te recomiendo limpiar los oídos de tu perro semanalmente.

Una ligera cantidad de acumulación de cera puede estar presente en las orejas normales sin tener complicaciones. Si tu perro nada mucho, tiene orejas colgantes, o un historial de enfermedad del oído, la limpieza de rutina (de una a tres veces por semana) es muy recomendable.

El exceso de pelo alrededor de la oreja puede ser recortado para permitir un mayor flujo de aire.

Lavar perro

Sigue las recomendaciones de tu veterinario sobre la manera de tratar cualquier enfermedad subyacente que predispone a su perro a los problemas del oído.

Si tu perro tiene un tímpano roto o debilitado, algunos productos de limpieza del oído y medicamentos podrían hacer más daño que bien.

Conclusión

Recuerda, si tu perro está mostrando graves molestias, las orejas tienen un mal olor, o los canales del oído tienen un aspecto anormal, no te demores en ponerte en contacto con tu veterinario.

PD.: En Peluquería Canina Gamperros realizamos la limpieza y cuidado de los oídos de tu perro en cada lavado 🙂

¡Hasta el siguiente post! 😉

Deja un comentario